Región Nariño y sur del Cauca

CAPITULO I

El fuego en la tulpa (1959 - 1977)

El fuego en la tulpa (1959 - 1977)

La batalla contra el terraje y por la recuperación de las tierras dio origen al Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC y al Movimiento de Autoridades Indígenas del Suroccidente, AISO.

Polifonía

Voces y relatos que complementan la temática.

Mama Silvia, lideresa indígena

Polifonía

Voces y relatos que complementan la temática.

Ana, campesina de Consacá

mini-mapa-col
00:00
00:00
  • Los indígenas fueron despojados de sus territorios por latifundistas blancos y mestizos, y reducidos a la condición de “terrajeros” (aparceros). Pero en 1959 crearon un sindicato agrario que, en 1963, logró la primera redistribución de tierras. Ir al capítulo

  • Las comunidades indígenas y negras vieron llegar las guerrillas –Farc y ELN– entre finales de los 70 y comienzos de los 80. La UP tomó tanta fuerza que en Leiva (Nariño) los tres primeros alcaldes populares fueron de este partido. Ir al capítulo

  • La UP fue una puerta cerrada a sangre y fuego. Luego, la Asamblea Nacional Constituyente acogió a un líder indígena del sur de Nariño. La nueva Constitución reconoció los territorios ancestrales, pero nuevas violencias dificultaron su recuperación. Ir al capítulo

  • Sin apoyo del Estado, los campesinos recurrieron a la siembra de coca en la cordillera del Patía y en la selva del Pacífico. Pero fueron asediados por las Farc, la fuerza pública y los paramilitares, que luego se desmovilizarían. Llegó el glifosato. Ir al capítulo

  • Desde 2006, se repitieron las protestas contra la aspersión de glifosato, que también dañaba los cultivos de pancoger. El Acuerdo de Paz con las Farc abrió nuevos horizontes, pero los grupos disidentes llegaron para controlar el negocio de la coca. Ir al capítulo