Sobre Si hay verdad, llegarán días buenos

Ábrele la puerta a la verdad

Autor: Lizeth Gómez


descargar herramienta en pdf

Invitación de uso:

Leer cada frase en el archivo descargable y realizar las actividades.

Uno 

Abre los ojos y mira los hechos.

Actividad: hacer memoria sobre algunos hechos vistos en los medios de comunicación, relatos de personas o hechos vividos personalmente que los participantes vinculen con el conflicto armado, tratando de evitar las opiniones personales.

Dos 

Ábrele la puerta a la verdad y siente… Es temprano y hace frío, demasiado frío para ser un perro callejero.

Actividad: visualizar las realidades del desplazamiento usando los relatos del ejercicio anterior.

Tres

Ábrele la puerta a la verdad. Mira tus manos: son un instrumento de trabajo…

Actividad: este es un paso creativo: usando materiales encontrados en el entorno (semillas, hojas secas, papel, colores) construir o imaginar la justicia, la paz, la equidad.

Cuatro

Ábrele la puerta a la verdad. ¿Dónde están tus vecinos? ¿La calle de tu infancia, los juegos?

Actividad: rememorar a vecinos y el lugar en el que se vivía en la infancia. Recuperar los juegos infantiles. Si los participantes son niños, narrar y describir sus juegos y espacios de encuentro actuales.

Cinco

Ábrele la puerta a la verdad, ¡tal vez regrese quien esperas!

Actividad: evocar a los idos con alegría, los hechos graciosos, la mayor carcajada juntos. Si son niños, pueden hacer un pequeño árbol de los mejores recuerdos que tienen con su familia y amiguitos.

Seis

Ábrele la puerta a la verdad. Escucha la historia que cuenta el viento.

Actividad: sembrar un beso en el aire, de pie. Enviar los mejores deseos en forma de besos junto a las ventanas o la puerta del auditorio. En una hoja de papel los participantes pueden plasmar el recorrido que imaginan para sus besos y buenos deseos.

Siete

Ábrele la puerta a la verdad: a veces duele, o enoja, o indigna; siente y deja que corra como el aire nuevo que entró a tu casa.

Actividad: reflexionar sobre los sentimientos que generan los hechos vinculados a la verdad y buscar palabras que permitan soltarlos y dejarlos ir; quizás así se pueda seguir caminando.

Ocho

Ábrele la puerta a la verdad y corre. Ahora siente tu corazón habitar tu cuerpo, que aún vive.

Actividad: de pie, respirar y agradecer cada uno de los recuerdos: la dura realidad, los ojos que miran con amor. Esta actividad la dirige la persona que realiza el taller de la manera que considere adecuada; puede ser una oración comunitaria o una meditación.

Mediación:

Cuenta una historia que sucedió en el río;

cierra los ojos y escúchalo.

En la selva, en el campo, en el monte

puedes oír a los pájaros cantar

y el rumor de las hojas de los árboles al paso del viento.

Hace mucho y hace poco,

porque esta historia se repite,

a veces en el mismo año,

en un sitio en el que se oyeron ruidos fuertes como truenos.

Gente huyendo, niños llorando,

puertas que se cierran de golpe, corazones palpitantes

y, de pronto, silencio.

Lizeth Gómez.

Biografía:

Lizeth Gómez (Bogotá, 1979) es promotora, gestora cultural y bibliotecaria. Desde el 2009, trabaja en Buenaventura, fomentando la lectura en la zona rural y urbana del distrito. Gómez considera que la cultura es esencial para vivir con libertad, y ha enfocado su trabajo en la mediación con la lectura para la construcción de paz. Pertenece a la red de mediadores La paz se toma la palabra, un proyecto del Banco de la República que busca generar reflexiones que fortalezcan la paz en Colombia por medio de la acción artística y cultural. En 2021 fue reconocida por el Ministerio de Cultura como Mujer líder en procesos culturales para la equidad con su proyecto Leer es como el arroz.

Otras Herramientas Pedagógicas de esta categoría: